20 años en la Red de Escuelas de Música de Medellín

La Medellín de 1996 que muchos pueden recordar, se remonta a la ciudad que intentaba resurgir de las cenizas tras una de las etapas de violencia más dolorosas; a la ciudad que derrotaba las sombras y que empezaba a construirse con ojos de futuro. En este contexto de búsqueda de alternativas de una ciudad mejor, con cultura, educación y sana diversión nació la Red de Escuelas de Música de Medellín, un proyecto que planteó una nueva dinámica de convivencia para todos.

En ese mismo año, Diana y Suhany llegaron al programa curiosas de ese mundo de negras, corcheas, redondas y silencios, que se producían por una masa de instrumentos que alegraban el corazón de quienes se dejaban seducir por la música, y que apagaban por momentos las luces de inseguridad que rodeaba a la población.

Diana Gómez tenía 13 años cuando ingresó a la Escuela de Música Aranjuéz en 1996; seducida por el violín comenzó a formarse y a construir su propio entorno protector alrededor de las cuerdas de este pequeño instrumento. Ella supo inmediatamente que la música sería parte de su vida.

“La Red fue esa ventana a otro mundo, en donde la violencia y el miedo no tenía cabida en la vida de los niños que asistíamos a la escuela de música. Solo existía nuestro instrumento, y para mí, estar allí fue la promesa de quedarme para siempre con el violín como compañero de vida” dijo Diana.

Paralelamente, en San Cristóbal, corregimiento de Medellín, Suhany Piedrahíta con 15 años ingresaba para convertirse en saxofonista de la Banda que allí se conformó. “Me enteré del programa un día en el colegio, tenía mucha ansiedad por saber de qué se trataba y estaba segura que lo que me encontraría sería maravilloso, no me equivoqué. Para mí la Red, es lo mejor que me ha pasado en mi vida”

Hoy, 20 años después, estas dos mujeres que crecieron con la Red, son compañeras en la Escuela de Música San Javier. Diana es Directora y Suhany el Apoyo Administrativo, ambas relatan con nostalgia y picardía esos años como estudiantes y muestran su entusiasmo ahora al frente de la Escuela y con la responsabilidad de cultivar esa semilla llamada música en los niños, niñas y jóvenes de la Comuna 13 de Medellín.

“La Red no tiene el reto de mantener entusiasmado a un chico o una chica de la música, porque sencillamente cuando ellos conocen los sentimientos que pueden encontrar a través de este lenguaje maravilloso deciden enamorarse; el reto consiste en conseguir que esos valores que se aprenden en cada clase puedan aplicarlos al diario de vivir” aseveró Diana.

Este año, la Escuela de San Javier, una de las 13 sedes de cuerdas pulsadas, tiene matriculados 162 estudiantes que encuentran en el violín, la viola, el violonchello y el contrabajo, una familia que genera ensambles para la paz, para la convivencia y para la transformación de la Medellín que soñaba con ser mejor hace veinte años.

Red de Escuelas de música“El poder transformador del programa se evidencia en esos cientos de familias que gracias a la música encontraron el hilo para tejer oportunidades para sus hijos, para cambiar su entorno y para salir adelante” eso cuenta Suhany quien no siguió la línea de la música profesional, si no que acompaña a la Red desde hace 13 años como Apoyo Administrativo.

Las Direcciones y los Apoyos Administrativos son la cara de la Red en los barrios de la ciudad, tienen en sus múltiples funciones realizar la gestión para que nuevos niños, niñas y jóvenes conozcan el programa y se acerquen al mundo maravilloso de la música. Muchos de ellos y ellas, fueron alguna vez estudiantes de la Red o padres de familia que tienen sus hijos e hijas en el programa.

Diana y Suhany coinciden que cada inicio de año es la oportunidad de recordar cuando fueron niñas. En el momento para contagiarse de esa energía que llega con cada estudiante. “Cuando ven su instrumento por primera vez, sus rostros son fuente inspiradora para todos los que llevamos tantos años aquí. Te conectas con sus sueños, sus historias y su amor por la música”

A Diana y a Suhany estarán en el Festival Música Viva en donde la Red celebrará sus veinte años. Allí, en el escenario, como en los tiempos de la gran Orquesta Sinfónica, entregarán a la ciudad un concierto de rock y música colombiana junto a la Escuela de Música San Javier.

“Tocar con amigos es un privilegio de seguir vinculadas a la Red. En el Festival todos los que estaremos en escena fuimos un día alumnos del programa y ahora nos unimos a los estudiantes con los que hemos trabajado durante unos años o meses. Es muy emocionante y gratificante” explicó Diana

La Red de Escuelas de Música de Medellín, lleva dos décadas regalando melodías que incluso inspiran a la construcción de una Medellín que no para de crecer.

Daniela Cortés Jaramillo

Periodista